Reivindicando la vuelta a los materiales reutilizables

Reivindicando la vuelta a los materiales reutilizables
Reivindicando la vuelta a los materiales reutilizables

A medida que la vida vuelve a la “normalidad”, muchas empresas y comercios comienzan a recibir comensales. La desventaja, como ha pasado durante el confinamiento, ha sido un aumento masivo en los envases desechables para llevar que han ensuciado nuestras calles, parques y playas. Esto ha sido provocado por la industria de los plásticos, la cual ha estado trabajando arduamente para convencernos de que el plástico desechable de un solo uso es la opción más segura, creando confusión y llevando a muchas empresas a prohibir los productos reutilizables.

Desde Mensa Cívica pensamos que es un error volver a lo «normal» y ciertamente no queremos dar marcha atrás en el proceso que muchos ya han realizado al abordar los problemas de la utilización del plástico de un solo uso y aumentar su reutilización. Esto no va a ser una tarea fácil, pero verdaderamente necesitamos tomar medidas para protegernos a nosotros mismos y a nuestro planeta.

En este artículo, contentamos a algunas de las preguntas más frecuentes sobre la seguridad de los productos reutilizables.  

¿Puede el COVID-19 propagarse a través del contacto con las superficies de los productos?

En principio, las posibilidades de contraer el virus de las superficies son «prácticamente nulas», ya que según indican los expertos, el virus se propaga principalmente de persona a persona … entre personas que están en contacto cercano entre sí, a través de gotitas respiratorias producidas cuando una persona infectada tose, estornuda o habla. Además, es posible que una persona pueda contraer COVID-19 tocando una superficie u objeto que tenga virus en él y luego tocar su propia boca, nariz o posiblemente sus ojos «.

No obstante, la transmisión del virus por el contacto con una superficie infectada todavía no ha sido documentada. En cualquier caso, se aconseja la desinfección contante de superficies como medida preventva.

Si el virus puede transferirse desde superficies, ¿son los productos desechables más seguro que los reutilizables?

Respuesta corta: No. Aunque las probabilidades de contraer el virus a través de las superficies son extremadamente bajas, basado en algunos estudios que analizan la presencia del virus en las superficies y el comportamiento típico de los consumidores y trabajadores – todo parece indicar que los productos desechables no son más seguros que los productos reutilizables:

  • El estudio en The New England Journal of Medicine ha indicado que el virus puede durar de tres horas a siete días en las superficies, dependiendo del material.
  • Otro estudio publicado en la revista The Lancet descubrió que el virus dura más tiempo, hasta siete días, en acero inoxidable, plástico y máscaras quirúrgicas.
  • Otro estudio, publicado el 1 de marzo en el Journal of Hospital Infection, el virus duró dos días en acero, cuatro días en madera y vidrio y cinco días en metal, plástico y cerámica.

COVID-19 se puede encontrar en materiales desechables y reutilizables, y el plástico es uno de los materiales en que sobrevive más tiempo. Por ello, en teoría, cualquier objeto llevado a un espacio público por clientes o trabajadores podría tener el virus. Esto apunta a las inconsistencias, y también a la falta de justificación y ciencia, que están impulsando estas restricciones.

Si usted o sus comensales aún están preocupados por la transmisión de COVID-19 a la superficie (aunque las últimas investigaciones confirman que no hay evidencia de que esto suceda), deje que la higiene y el saneamiento guíen sus elecciones.

¿Cuál es la recomendación para los productos reutilizables?

Tras revisar las guías, manuales y protocolos oficiales, no he leído ninguna referencia a este tipo de productos, por lo que entiendo que le «corresponde a las empresas individuales decidir si permiten el uso de vasos o recipientes reutilizables durante este período. Y en el caso de que se utilicen vasos o recipientes reutilizables, se deben lavar a fondo con agua caliente y jabón, o en un lavavajillas, si corresponde «.

Igualmente, se deben tener en cuenta las directrices marcadas, como el distanciamiento social y la higiene, que son las principales protecciones para trabajadores y consumidores en establecimientos de restauración.

¿Están regulados los productos y servicios reutilizables?

Respuesta corta: los productos reutilizables utilizados en el servicio de alimentos deben cumplir estrictos requisitos de seguridad. Los centros de restauración colectiva y los servicios contratados por las mismas, en caso de ser necesario, se encuentran regulados en términos de salud pública y siguen los códigos de seguridad que requieren un amplio lavado y desinfección de la vajilla a altas temperaturas que cumplan con el nivel de higiene y desinfección requerida por el Estado y la UE.

¿Cómo pueden protegerse los trabajadores cuando los comensales traen materiales reutilizables?

Respuesta corta: Aunque esto no debería ser una preocupación (según los expertos en salud), si un comensal lleva sus propios materiales reutilizables a un espacio minorista, las prácticas de higiene regulares y las superficies previamente desinfectadas podrían, en teoría, proteger a los trabajadores.

Por ejemplo, en si uno lleva su propia bolsa reutilizable a un comercio, la persona que le atiende debe ser instruida para:

  • No tocar ni colocar comestibles en bolsas traídas por el cliente.
  • Pedir a los clientes que dejen sus propias bolsas en el carrito de compras.
  • Pedir a los clientes que recojan sus propios comestibles.

¿Son los productos reutilizables la forma principal de reducir los residuos y plásticos en los servicios de restauración?

Respuesta breve: sí. Cualquier producto diseñado para ser usado por cuestión de minutos y luego desechado no es sostenible ni una opción segura, independientemente de si está hecho de plástico, papel, metal o es de origen vegetal, como el bambú. El verdadero culpable no es solo el plástico de un solo uso, es el «uso único» en sí mismo.

Pero la buena noticia es que, en todo el mundo, las empresas están creando vasos, envases y envases reutilizables. Reducir los productos desechables junto con sistemas de reutilización innovadores no solo es lo correcto para el planeta, también tiene beneficios económicos, crea empleos locales, protege nuestra salud.

 

¿Qué es lo siguiente?

Lo primero es lo primero, necesitamos apoyar a las empresas y pequeños comercios a medida que vuelven a abrir y asegurarnos de que tengan la orientación que necesitan para comenzar a aceptar vasos y botellas reutilizables nuevamente.

El coronavirus nos ha obligado a todos a mirar más allá de nuestras propias vidas, círculos sociales, ciudades y países. Nos muestra cuán interconectados y dependientes unos de otros somos realmente. Nos ha hecho conscientes de la importancia de apoyar a los más vulnerables en nuestras comunidades al mismo tiempo que somos testigos de la gran importancia de nuestros frágiles sistemas alimentarios y también ha expuesto nuestra excesiva dependencia precaria a las grandes corporaciones. Trabajar hacia elementos para conseguir una sociedad sostenible y más justa también puede ofrecer rayos de esperanza en medio de esta crisis.

Es importante recordar que la pandemia de Coronavirus está siendo experimentada de manera diferente por diferentes personas, local y globalmente. El privilegio y la disparidad se amplifican en tiempos de crisis y las experiencias vividas por la gente de la pandemia difieren mucho según la raza, las realidades financieras, la geografía, los algoritmos de las redes sociales y el poder político. Lo que salva a una persona en una cadena de suministro puede poner en peligro la vida de otra. Estamos aprendiendo en tiempo real cuán interdependientes somos como sociedad global y que las personas pueblan la cadena de suministro, no las corporaciones. Todos deberían estar protegidos, no solo aquellos con más recursos.

 

P.D. Por último, una pequeña nota a nivel individual, ya que la pandemia global ha creado una nueva amenaza para nuestros océanos y el medio ambiente en forma de mascarillas de un solo uso. Muchas personas que trabajan en restauración necesitarán usar mascarillas para atender a los comensales, así que hagan su parte como trabajadores e individuos, en general, para usar una mascarilla reutilizable y lavable o una cubierta facial en lugar de opciones desechables de un solo uso. Igualmente, si bien los guantes de látex son increíblemente importantes en entornos clínicos, la Organización Mundial de la Salud (OMS) dice que el lavado de manos regular es en realidad el mejor enfoque para tomar, ya que la superficie de los guantes puede contaminarse, al igual que las manos desnudas, y si luego se toca la cara “puede infectarse”.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

diecisiete − 9 =

Suscríbase a nuestros Boletines de noticias. Lea nuestra Política de privacidad.

Suscribirse