A raíz de Biela y Tierra: Apoyando iniciativas agroecológicas inspiradoras

A raíz de Biela y Tierra: Apoyando iniciativas agroecológicas inspiradoras
A raíz de Biela y Tierra: Apoyando iniciativas agroecológicas inspiradoras

El pasado 10 de julio, Edurne y Ana, con su proyecto Biela y Tierra, se subieron a su bici y comenzaron a recorrer la provincia de Teruel, con objeto de recorrer 1.000 km y visitar 50 iniciativas agroecológicas en dicha provincia.

Mensa Cívica ha querido hacer eco de este proyecto, dado que, dentro de la promoción de la sostenibilidad en la restauración colectiva contamos con la vertiente de defensa de iniciativas productivas que permiten el mantenimiento de ecosistemas singulares, promueven la agroecología y permiten hacer llegar a los platos de los comedores colectivos productos que tengan un valor subyacente más allá del nutricional.

Teruel es una provincia muy despoblada que ha encontrado en la producción porcina industrial, la producción intensiva de cereal y la instalación de renovables su “respuesta” institucional a los problemas de despoblación y falta de oportunidades que la llevan acuciando desde más de dos décadas. Estos tres puntos son la cara visible de la provincia de Teruel y lamentablemente la realidad productiva mayoritaria, si bien Ana y Edurne han decidido mostrarnos la otra cara, la que no se ve. Muchos de los proyectos merecen nuestra atención y deben de ser fundamentales en la construcción de sistemas agroalimentarios saludables, justos y sostenibles.

Dentro de las iniciativas visitadas por Biela y Tierra, podemos destacar la visita a uno de nuestros socios productores, Azafrán la Carrasca, quienes desde el inicio han apostado por qué la restauración colectiva sea un motor de cambio para nuestra sociedad.

Hemos podido acompañar a Biela y Tierra en dos de sus visitas, la primera en Villel, dónde conocimos a Huevos la Brizna y su granja de gallinas libres construida con bioconstrucción, cuyo valor, además del bienestar animal reside en su implicación en la conservación de la gallina serrana de Teruel, raza autóctona que tiene una productividad muy baja, pero que si madrugas puedes encontrar en el Mercado Agroecológico de Zaragoza los sábados. Su sabor es excepcional. En este punto, cabe destacar la labor de la Asociación de Criadores de la gallina serrana de Teruel que ha desarrollado diferentes estudios sobre la misma y ha agrupado a los criadores en la asociación constituida a tal efecto.

En ese mismo encuentro, estuvo también presente La Ojinegra, que nos enseñó cómo cocinaban los pastores los huevos durante sus jornadas de pastoreo y nos mostró las diferentes recetas que podemos cocinar con huevos La Brizna (Enlace a recetas). La Ojinegra es un restaurante en Ayoza (Teruel) que sirve productos ecológicos y km0 y que realiza una activa labor de promoción de los productos de la zona. Belén, su gerente, ha participado en multitud de iniciativas. Desde Mensa Cívica, queremos agradecer especialmente su apoyo y participación en las campañas de legumbres que realiza Mensa Cívica cada año.

La segunda visita en la que estuvimos presentes fue en Pancrudo, dónde Biela y Tierra nos mostraron diferentes iniciativas innovadoras y sostenibles de la zona de las Cuencas Mineras y del Altiplano, tales cómo la producción de potros para carne de Ignacio Escriche, la importante labor de la protectora de animales de Utrillas, la reciente creación de la Granja de insectos Just Bugs en Cuevas de Almudén y la labor artística y de difusión y valorización del mundo rural que realizan Elisa Gómez de Nylon Silvestre, el Día Universal del Orgullo Rural y el Grupo musical NiZorra! Rock de Teruel.

La difusión de alternativas dentro de las Cuencas Mineras y el Altiplano, especialmente en materia de alimentación, resulta de gran relevancia, puesto que no cuenta con el interés turístico que podría tener la Sierra de Albarracín o el Bajo Aragón, lo cual ha dejado a merced de las grandes “soluciones” una tierra con gente luchadora que se encuentra con grandes barreras y cierta incomunicación a la hora de emprender nuevas iniciativas transformadoras.

Asimismo, la provincia de Teruel es una provincia que cuenta con gran superficie considerada de montaña, dónde las dificultades productivas y logísticas son considerables. Es por ello, que desde el 2015 Mensa Cívica ha apostado por promover los alimentos de montaña, siendo la provincia de Teruel uno de sus principales focos de acción, puesto que existen multitud de iniciativas, como la ganadería trashumante. Es por ello que esperamos poder conectar la restauración colectiva con la producción sostenible y especialmente con la producción de montaña y la producción en zonas muy despobladas. Tengamos en consideración que la restauración colectiva tiene un importante potencial por el importante impacto que tiene en nuestra sociedad y economía, por lo que la difusión de estas prácticas en los proyectos educativos de los comedores escolares puede servir para concienciar a los más jóvenes sobre el origen de los alimentos y el valor cultural y ambiental de las iniciativas que Biela y Tierra han visitado.

Por otro lado, y no menos importante, el sector de la restauración colectiva requiere de una gran demanda de alimentos, que, auspiciados por la actual contratación pública, todavía muy centrada en el precio, olvida estas producciones agroecológicas como canal de provisión. Es decir, entendemos que si estas iniciativas agroecológicas transformadoras pudieran tener cabida en la compra pública pueden utilizar su impacto para transformar nuestra realidad productiva a gran escala y, en última instancia, frenar la despoblación de las zonas rurales productoras.

Dicho esto, aplaudimos la labor de Biela y Tierra por la soberanía alimentaria y la difusión de la agroecología, pues pese a las dificultades nos dan lecciones de cómo se puede luchar contra Goliat.

Suscríbase a nuestros Boletines de noticias. Lea nuestra Política de privacidad.

Suscribirse