ZARAGOZA. COMUNICADO CONJUNTO PLATAFORMAS, EN DEFENSA DE UNOS COMEDORES ESCOLARES DE CALIDAD

ZARAGOZA. COMUNICADO CONJUNTO PLATAFORMAS, EN DEFENSA DE UNOS COMEDORES ESCOLARES DE CALIDAD
ZARAGOZA. COMUNICADO CONJUNTO PLATAFORMAS, EN DEFENSA DE UNOS COMEDORES ESCOLARES DE CALIDAD

COMUNICADO CONJUNTO PLATAFORMAS EN ZARAGOZA

PLATAFORMA COMEDORES ESCOLARES PÚBLICOS DE CALIDAD-PLATAFORMA POR LA JORNADA PARTIDA-PLATAFORMA BRITISH

Preocupados por una política de hechos consumados y de falta de atención a las reivindicaciones de las familias por parte de la Consejería de Educación hemos decidido unirnos la Plataforma por unos Comedores Escolares Públicos de Calidad, la Plataforma British Aragón y la Plataforma por la Jornada Partida en Aragón para, en este principio de curso 2018-19, poner de manifiesto los efectos negativos sobre la calidad educativa y los servicios que, a nuestro juicio, están teniendo algunas de las medidas adoptadas hasta el momento:

  • Como Plataforma de Comedores denunciamos el continuo desmantelamiento de los comedores escolares, dejándose de gestionar directamente desde la propia administración y externalizándolos mediante el sistema de subasta, algo impropio de un servicio ligado a la alimentación y salud de nuestras hijas e hijos. Frente a este sistema demandamos que sean las familias quienes tengan el mayor peso específico a la hora de determinar qué empresa va a gestionar el comedor escolar, algo que ya ocurre en varias comunidades autónomas del Estado Español. Mostramos asimismo la decepción del reciente pliego de adjudicación del servicio, mucho peor que el pliego paralizado en el 2017 y donde únicamente se rige la concesión mediante la valoración de criterios puramente económicos, algunos de ellos incluso de mejoras patrimoniales –como las mejoras de las instalaciones- que consideramos ajenas al servicio licitado; descartándose la obligación de eliminar el plástico en todo el proceso de línea fría, algo que ya actualmente se hace en 2 colegios públicos de Zaragoza, así como la no obligación de introducción de alimentos de procedencia ecológica, motivos por los que, entre otros, los pliegos han sido recurridos ante el TACPA, ya que en ningún momento se han incorporado cláusulas de calidad especificadas en la Directivas Europeas de Contratación Pública, lo cual va a suponer que estos pliegos acaben en los tribunales.

Hemos estado absolutamente desinformados en lo referente a los colegios en donde se deberían de haber producido las obras necesarias para el cambio de sistema de cocinado de línea fría a cocinado “in situ”, de hecho hemos constatado que en colegios como Zaragoza Sur, Vadorrey o Valdespartera en donde se habían anunciado dichos cambios no se ha ejecutado obra alguna durante el periodo no lectivo estival, siendo este el momento preciso para acometer dicho cambio. Para finalizar, comunicamos que estaremos vigilando al inicio del presente curso escolar el compromiso realizado en reunión con el Sr. Faci y Almalé el pasado mes de junio en lo referente al calentado de las comidas en recipientes de acero inoxidable por las actuales empresas que prestan el servicio, así como las instrucciones a los centros educativos en aras a facilitar la participación y seguimiento por parte de las familias del Servicio de Comedor Escolar.

  • Como Plataforma por la Jornada Partida hemos trasladado al Departamento de Educación numerosas quejas de familias por incumplimientos de proyectos de tiempos escolares, de horarios de tutorías, de refuerzos y apoyos y otras actividades complementarias sin haber obtenido ni una sola solución por parte de la Administración. Demandamos una evaluación y seguimiento serio e independiente de los proyectos “innovadores” y sus resultados, así como del impacto de la jornada sobre comedores, actividades extraescolares y resultados académicos; ya que la evaluación actual consistente en una visita de la administración al centro y en una encuesta a familias de la que se desconocen los porcentajes de participación y el desglose de las respuestas por centros nos parece insuficiente, poco rigurosa y rayando la tomadura de pelo.
  • Como Plataforma British tememos por la suerte que a largo plazo correrán los centros adscritos en la actualidad al Convenio MEC-Bristish Council y tenemos claro que no habrá ni una sola nueva incorporación más a Convenio en Aragón, ahora que por Resolución todos los centros Bristish Council pasamos a ser BRITBC. De momento mantenemos las características específicas que establece el Convenio pero además debemos cumplir los requisitos establecidos en la orden del modelo BRIT-Aragón; no obstante las instrucciones a los centros no son claras dado que el modelo BRIT no es equivalente a las recomendaciones del Convenio MEC_BC hasta ahora vigente en cuanto a número de horas y elección de asignaturas, especialmente en secundaria. No sabemos si en Secundaria mantendremos las 5 horas de Literacy semanales frente a las 4 del modelo BRIT (3 en 3º de ESO), ni si seguiremos dando el 50% de tiempo lectivo en inglés que marcan las recomendaciones actuales de desarrollo del Convenio o bajaremos al mínimo del 30% más un 5% de actividades complementarias que establece el BRIT. Entendemos la necesidad de implantar un modelo de bilingüismo de cierta calidad que pueda implementarse en todos los centros de Aragón que lo deseen, pero no queremos que un modelo como el del Convenio MECBristish Council que está evaluado, altamente reconocido y experimentado sea sustituido a largo plazo por un modelo BRIT cuyos resultados están por ver.

Somos Plataformas que hemos surgido desde la autoorganización de familias preocupadas por los temas de los que nos ocupamos, somos independientes de sindicatos y partidos políticos, luchamos por una escuela pública al servicio de la sociedad, donde la CALIDAD además de la equidad y la gratuidad sean elementos diferenciadores del modelo público frente a otros modelos.

Por todo ello además de lo ya planteado, queremos añadir nuestra profunda preocupación por:

  1. Ver que no se avanza en favor de la economía de las familias para recuperar la gratuidad de libros, algo fundamental si hablamos de la educación en la etapa obligatoria como un servicio universal y gratuito en todos sus aspectos. Vemos que otras comunidades autónomas del mismo signo político que la aragonesa mantienen o vuelven a implementar la gratuidad de libros y otros recursos, como en Andalucía o Valencia. Hasta en la Comunidad de Madrid se ha aprobado una Ley de Gratuidad de Libros de Texto, cuyo retraso en la puesta en marcha para el curso 2018-19 está siendo duramente criticado por el PSOE. En Aragón seguimos esperando…..
  2. Ausencia de voluntad política para modificar la normativa que permite reducir el periodo intersesiones y por tanto reducir el tiempo de comedor al mínimo de 2 horas en el último Consejo Escolar del año, con “agosticidad” y alevosía y lo peor, con posterioridad a la matriculación de nuevos alumnos que eligieron centro con un horario de comedor que se ve modificado, y todo ello por mayoría simple, lo que implica que los votos de las familias en Consejo Escolar aunque sean todos en el mismo sentido no valen nada, dado que el 50% del órgano con derecho a voto está constituido por representantes del profesorado. Cambios que casualmente se están produciendo en bastantes centros en los que en votación de familias no se aprobó el cambio a jornada continua y dado el periodo de carencia de 2 años para poder volver a presentar proyecto, se está usando esta vía para adelantar el horario de salida en la jornada de tarde, generando problemas añadidos de conciliación a las familias de esos centros.
  3. Posibles cambios en el calendario lectivo y adelanto de las pruebas de recuperación de septiembre a junio en educación secundaria. En otras comunidades con alguno de estos cambios (Cantabria, Navarra, Madrid) los resultados no parecen ser mejores y existen denuncias de sus respectivas Federaciones de Madres y Padres respecto a las consecuencias negativas sobre las familias y sus hijos: aumento de deberes, disminución de horas y días reales de tiempo lectivo efectivo, especialmente en secundaria al adelantar la evaluación del último trimestre para poder hacer la recuperación en junio, además de un incremento en los problemas para la ya difícil, costosa y maltrecha conciliación laboral y familiar de las familias.

—————————————

Queremos que si el calendario lectivo ya de por sí es el mínimo que marca la normativa (175 días) haya 175 días lectivos reales para todos los alumnos, especialmente en secundaria, tanto para los que aprueban y los que no. Somos conocedores de la situación ocurrida el curso pasado en demasiados IES, especialmente en los cursos superiores de ESO, donde en muchos institutos no hubo prácticamente actividad tras la evaluación final, lo que conllevó que bastantes alumnos prefirieran quedarse en casa desde el 14 o 15 de junio. Situación que desgraciadamente se vuelve a producir en el inicio del curso 2018-19, donde a pesar de que el curso comienza el 13 de septiembre, se pierden los días 13 y 14 en presentaciones, para empezar de forma efectiva el lunes 17 de septiembre. En la mayoría de IES se pierden días lectivos a final y a principio de cada curso, y todo ello a pesar de que en pocos centros se consigue llegar a ver todo el temario y de que el calendario siempre se ciñe al mínimo de días lectivos que permite la norma.

Lanzamos a la opinión pública todas estas reflexiones y denuncias porque entendemos que están incidiendo o pueden incidir de forma negativa sobre la calidad de la educación que reciben nuestros hijos y por eso reclamamos un debate centrado única y exclusivamente en lo que es mejor para los usuarios de la educación:
los alumnos y alumnas, nuestros hijos e hijas, en definitiva.

Demandamos decisiones políticas alejadas de intereses corporativistas, electorales, de grupos de presión o de otro signo que no redundan en una mejora del sistema educativo sino en el mantenimiento de un precario equilibrio de fuerzas, que en nada beneficia a una educación pública, gratuita, compensadora de desequilibrios y de calidad.

¿Qué queremos?

  1. Queremos colegios abiertos y no cerrados: colegios abiertos al barrio más días y más horas para rentabilizar el uso de las instalaciones poniéndolas al servicio de los colectivos del barrio y fomentar la convivencia.
  2. Queremos un debate sobre el calendario lectivo no centrado en los días de vacaciones ni en el periodo mínimo lectivo que permite la normativa. Queremos tantos días lectivos como sean necesarios para que nuestros hijos puedan asimilar conceptos, desarrollar todo tipo de habilidades además de la adquisición de contenidos, ser evaluados de forma continua y para que los profesores puedan completar los curriculums establecidos. Distribuidos de una forma que tenga en cuenta la realidad laboral de la mayoría de las familias, o lo que es lo mismo de la mayoría de la sociedad.
  3. Apostamos por una innovación metodológica medida y evaluada de forma rigurosa, no por un cajón de sastre en el que todo cabe como innovación. La experimentación sólo sirve si se acompaña de un seguimiento y evaluación permanente que permita ver lo que funciona y lo que no, al margen de las modas metodológicas.
  4. Queremos que el servicio de comedor sea considerado como un servicio educativo, que ofrezca menús de calidad y tiempo libre también de calidad para educar en valores y fomentar la convivencia, con un personal a cargo con unas condiciones laborales dignas que permitan lograr dichos objetivos.
  5. Queremos un bilingüismo de calidad para todos los alumnos y alumnas, pero que no sea a costa de la posible modificación o desaparición paulatina y futura del programa actual de éxito MEC-BC.
  6. Queremos una educación adaptada a cada alumn@ que le permita desarrollar el máximo de su potencial, independientemente de su status socio-económico-cultural y circunstancias familiares.

Para todo ello reclamamos la inversión adecuada, remarcando que no se trata sólo de aumentar el gasto en educación de forma cuantitativa sino que es necesario realizar un análisis de su distribución y su eficacia y eficiencia, para que el posible incremento presupuestario se visualice en mejoras evidentes en cuanto a la calidad y equidad del sistema. Pedimos una mayor voluntad política en la atención a las demandas de las familias, que somos la parte más numerosa de la comunidad educativa y los usuarios de un sistema educativo en el que nos encontramos permanentemente infrarrepresentadas, recayendo sobre nuestros hijos las consecuencias de las decisiones políticas que se adoptan.

Tenemos un sistema que cuenta con un calendario con el MÍNIMO posible de días lectivos, con posibilidad de un periodo intersesiones MÍNIMO, con un bilingüismo con un número de horas MENOR que el sistema British Council, con centros abiertos MENOS tiempo que antes, con un seguimiento MÍNIMO de la aplicación de los proyectos de innovación, con comedores con exigencias de MÍNIMOS.

Nosotros queremos, en definitiva, una educación de MÁXIMOS, no de mínimos.

PLATAFORMA COMEDORES ESCOLARES PÚBLICOS DE CALIDAD-PLATAFORMA POR LA JORNADA PARTIDA-PLATAFORMA BRITISH

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Suscríbase a nuestros Boletines de noticias. Lea nuestra Política de privacidad.

Suscribirse