Promover la Biodiversidad

Promover la Biodiversidad
Promover la Biodiversidad

Es un hecho que la comida moderna está estandarizando las producciones y eliminando la Biodiversidad planetaria, con las nefastas consecuencias para la vida en la Tierra. Por ello, a través de la Restauración Colectiva Sostenible, debemos comprometernos con la defensa de la Biodiversidad. Y eso supone pasos firmes para eliminar la tendencia a creer que la naturaleza es una fábrica que produce cebollas o cualquier planta del mismo tamaño, composición y variedad. La vida se abre paso a través de la diversificación y la homogeneidad abre paso a su propio autoaniquilamiento para buscar bases de biodiversidad.

Los agricultores y ganaderos, aupados por estos prejuicios que tomaron carta legal, han debido plantar semillas estandarizadas, reglamentada y privatizadas por unas pocas compañías productoras de semillas. Contra esa imposición la Asociación Kokopelli llevó al Tribunal de Justicia Europea su petición de anulación de la Norma que impide la comercialización de semillas no inscritas en los Catálogos Oficiales de semillas de los diferentes estados de la Unión EWuropea.

El pasado 19 de enero 2012, la Abogada General del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, en cargo del caso de la Asociación Kokopelli, ha dado una lectura publica de sus conclusiones.

El magistrado concluye la invalidez de prohibir la comercialización de semillas de una variedad que no es inscrita en el Catalogo Oficial y eso porque esta prohibición, estipulada por la legislación Europea y la reglamentación Francesa, viola el principio de proporcionalidad, de libertad del comercio, de libre circulación de las mercancías y también viola el principio de no discriminacion.

Ademas, la Abogada General no ha dejado de afirmar, al contrario de lo que estaban avanzado los numerosos adversarios (Comisión Europea, Consejo de la Union Europea, República Francesa, Reino de España, Graines Baumaux SAS…) que, por una parte, las normas de admisión de semillas en el Catalogo Oficial “carecen de relación con la salud de los vegetales” y que, por otra parte, “que corresponde a los agricultores la decisión sobre las variedades que quieren cultivar” y que, por último, esta legislación limita considerablemente las posibilidades de elección de los consumidores quien “no pueden acceder a alimentos ni a otros productos derivados de variedades que no cumplan con las condiciones de admisión, ni las pueden cultivar ellos mismos (por ejemplo, en sus propios huertos).”

La Abogada General, también, precisa, de derecho, que, “al constreñir a los agricultores a las variedades admitidas se reduce la diversidad genética en los campos europeos”. Ella concluye, lógicamente, “que las desventajas de prohibir la comercialización de semillas de variedades no admitidas superan manifiestamente a sus ventajas”.

Estamos extremadamente satisfechos y tenemos la inmensa esperanza que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea siga las conclusiones de su Abogada General y ponga un término al totalitarismo, de muchas decenas de años, de legislación sobre el comercio de las semillas. Para mas informaciones, ver la pagina del Tribunal en Castellano:

InfoCuria – Jurisprudencia del Tribunal de Justicia (en español)

Blanche Magarinos-Rey, Abogada de la Asociación Kokopelli. 25 de enero 2012.

contact@avocat-magarinos-rey.com

Suscríbase a nuestros Boletines de noticias. Lea nuestra Política de privacidad.

Suscribirse