«Productos de montaña MC», algo más que un sello

«Productos de montaña MC», algo más que un sello
«Productos de montaña MC», algo más que un sello

Mensa Cívica se constituye en el año 2015 como una organización promotora de la restauración colectiva y social sostenible, agrupando a todos los agentes intervinientes dentro del sector, con el objetivo común de lograr un cambio social y económico tangible que repercuta en la salud de las personas y del planeta.

Dentro de nuestros focos de acción, la faceta productiva ha sido muy relevante desde nuestra constitución, dado que promovemos que el vínculo producción – consumo sea cada vez más fuerte y los comedores colectivos y sociales sirvan para promover métodos productivos y de consumo más sostenibles, saludables y justos.

En los últimos años, hemos venido realizando diferentes campañas en torno a la producción sostenible, con objeto de hacer llegar diferentes producciones a los comedores colectivos. Entre ellas, se encuentran, las producciones alimentarias de montaña. El interés por las producciones alimentarias de montaña viene motivado por la aprobación en el año 2014 del Reglamento Delegado (UE) nº 665/2014 que completa el Reglamento (UE) no 1151/2012 del Parlamento Europeo y del Consejo en lo que atañe a las condiciones de utilización del término de calidad facultativo «producto de montaña». Hasta ese momento, no existía regulación alguna que definiera las condiciones para utilizar el término de montaña, lo cual suponía que cualquiera que se considerara de montaña podía utilizarlo. Todo ello con la evidente distorsión en el mercado que tal indefinición puede suponer.

Tras la aprobación del Reglamento, identificamos la necesidad de localizar dichas producciones para valorar el impacto real que tiene la producción alimentaria de montaña en España, y para ello realizamos el estudio de las producciones alimentarias de montaña en el año 2017 que os invitamos a consultar en este enlace.

Si bien, países como Francia Italia y Suiza sí que han promovido distintivos privados para sus productos de montaña. Resulta sorprendente que en España no se hubieran promovido ni de forma pública ni privada la valorización de dichas producciones, más aún cuando contamos con una de las mayores Superficie Agraria Útil (SUB) de montaña de Europa.

A la vista de tal inacción, desde Mensa Cívica hemos decidido dar un paso adelante y desarrollar una marca de garantía que identifique, valorice y aglutine a las producciones alimentarias de montaña del país. Todo ello con el apoyo del Observatorio para una Cultura del Territorio, la Asociación Española de Municipios de Montaña (esMontañas) y el Clúster de Muntanya, entre otros.

La marca de garantía tiene como función garantizar o certificar que los productos o servicios a los que se aplica cumplen unos requisitos comunes, en especial, en lo concerniente a su calidad, componentes, origen geográfico, condiciones técnicas, modo de elaboración del producto, etc. En el caos de las producciones alimentarias de montaña tratamos de identificar un concreto origen geográfico, pero no vinculado a una zona geográfica específica, sino a multitud de áreas que tienen unas condiciones orográficas similares y que, por ello, tienen significación propia en torno a los modos de producción, la logística, y muy especialmente los ecosistemas y formas de vida que los promueven.

La operativa de una marca de garantía está basada en la existencia de un titular que controla el cumplimiento de los requisitos establecidos en el reglamento de uso, en este caso será Mensa Cívica quien ostente la titularidad y quien establezca un sistema de control oportuno basado en el cumplimiento de las condiciones del Reglamento Europeo de 2014.

Cabe señalar, que el titular de la marca debe de ser una entidad independiente a los posibles usuarios de la marca, por lo que no cabria una marca de productos de montaña cuya titularidad fuera ostentada por productores de montaña o por organizaciones de productores.

Esta marca alimentaria también permitirá crear un distintivo común y único que facilite la información a los consumidores, genere un vínculo con los territorios de montaña que a su vez genere una alternativa alimentaria sostenible, mantenga la biodiversidad y en última instancia, evite la despoblación en el medio rural, muy acusada en las zonas de montaña.

Somos conscientes de la existencia de multitud de sellos en materia alimentaria, y que quizás la producción no quiera asumir más trabas o procedimientos, y que quizás, la realidad productiva se muestre reticente a adoptar otro sello. La función de distinción del sello es sin duda la más importante, si bien, nuestras pretensiones son que el sello emane su utilidad como elemento aglutinador de las producciones de montaña en España para el desarrollo de proyectos e iniciativas. De hecho, el trabajo actual de Mensa Cívica se está centrando en segmentar territorios de montaña para identificar las producciones de montaña, realizar mapeos, y realizar estrategias alimentarias de montaña. Por el momento se han seleccionado diferentes zonas piloto tales como la comarca del Bergadá en Cataluña, la biorregión de Madrid, Ávila y Segovia, y la comarca de la Ribagorza. De estos proyectos esperamos poder lanzar mapeos que comiencen el necesario trabajo de identificación de las producciones, con el objetivo de poder replicar los proyectos en todo el territorio español.

La producción alimentaria de montaña tiene a su disposición la oportunidad de poder actuar de forma cohesionada a nivel nacional, de poder generar estrategias alimentarias en sus territorios de forma participada, de intentar superar las evidentes barreras que tales tipos de producción representan, y lo más importante, poder transmitir al consumidor/a la importancia que tienen dichas producciones en nuestro sistema alimentario.

Suscríbase a nuestros Boletines de noticias. Lea nuestra Política de privacidad.

Suscribirse