Oneworld Packaging: UNA ALTERNATIVA AL EMBALAJE CONVENCIONAL

Oneworld Packaging: UNA ALTERNATIVA AL EMBALAJE CONVENCIONAL
Oneworld Packaging: UNA ALTERNATIVA AL EMBALAJE CONVENCIONAL

Entrevista Elisabeth Guillén para Mensa Cívica

Esta empresa de embalaje vallisoletana trabaja con bandejas hechas a partir de celulosa. Toda una alternativa que revoluciona los envases de plástico y aluminio ya existentes. Una práctica admirable para conservar la comida respetando el medioambiente.

EG.- ¿Con que material fabricáis vuestras bandejas? ¿Siempre habéis trabajado con este material?

Usamos fibras de celulosa provenientes de explotaciones forestales sostenibles certificadas europeas. Principalmente de abetos y de pinos, que presentan fibras largas de celulosa que confieren excelentes propiedades mecánicas a los envases

EG.- ¿Qué clase de certificaciones poseen?

A nivel sistema de gestión, estamos certificados en BRC Packaging y a nivel de producto contamos con la certificación OK-COMPOST, que garantiza que el producto es compostable industrialmente conforme a la norma europea EN13432.

Este es un punto importante en el que merece la pena detenerse, pues mucha gente no diferencia entre envases biodegradables y compostables y es que la certificación  compostable va mucho  más allá: un producto es biodegradable si se descompone por la acción de los microrganismos o bacterias   presentes en la naturaleza  en uno o en mil años, sin entrar a valorar el tiempo que se necesita. Sin embargo esto no implica necesariamente que el residuo pueda convertirse en un compost de calidad y, por tanto, servir de alimento a las plantas (abono).

Sin embargo, un producto certificado como compostable tiene que biodegradarse en un plazo determinado muy corto y además el residuo procedente de la desintegración no puede contener ningún elemento  tóxico,  de forma que una vez compostado pueda utilizarse como fertilizante natural  y esa es la razón por lo que nuestros envases pueden ser reciclados con los residuos orgánicos alimentarios.

Nos gustaría además remarcar que somos la primera empresa a nivel europeo en obtener la certificación OK COMPOST para una bandeja alimentaria  y apta para el sistema de trabajo en línea fría (abatimiento, conservación y transporte en frío y regeneración en destino).  Nuestro Nº de Licencia (S561) permite hacer trazabilidad y controles aleatorios en el mercado por parte del organismo certificador.

EG.- ¿Cuál puede ser vuestra producción diaria o mensual? ¿Cuánta de ella se dedica a exportación?

Nuestra capacidad de producción anual en estos momentos está en 80 millones de bandejas/año. Casi todo lo dedicamos a exportación, principalmente Francia y Alemania. Tenemos planes de expansión para aumentar capacidad productiva localizándonos donde estén los mercados más sensibilizados con el uso de envases que protejan el medioambiente.

EG.- ¿Qué porcentaje de biodegradabilidad presentan las bandejas?

Nuestros envases son 100% biodegradables y compostables. Este aspecto crítico de nuestro producto lo tenemos certificado por el laboratorio independiente VINÇOTTE que es quien concede el sello de OK-COMPOST.

EG.- ¿A qué se debe que vuestras bandejas aguanten en el horno las altas temperaturas? ¿Hasta qué temperaturas puede resistir?

La verdad es que no hay secreto. La celulosa es un magnífico aislante natural y como ejemplo está el hecho de que es el principal material utilizado en construcción para aislar las viviendas.  Es por esto que la combinación de la celulosa con el biofilm que utilizamos, nos permite llevar las bandejas a temperaturas elevadas sin ningún problema. 

Las temperaturas recomendadas de uso están 150 C durante una hora. No obstante, a nivel de seguridad alimentaria nuestros envases están certificados en las condiciones aún más exigentes: OM6 y OM7, lo cual garantiza ausencia de migraciones incluso a temperaturas superiores a esa.

Es curioso ver cómo en la industria de la restauración colectiva en España, está comúnmente extendido la utilización de bandejas de PP que se regeneran a temperaturas superiores a 121 C cuando, en teoría, esa es la máxima temperatura a la que podrían someterse para garantizar la seguridad alimentaria. En nuestro caso, no existe esa restricción y las bandejas se pueden calentar a más temperatura con todas las garantías.

EG.- ¿Es el coste de fabricación más caro cuando se producen bandejas biodegradables o unas de poliéster o aluminio convencionales?

Esta tecnología de fabricación está en su fase inicial y por tanto el porcentaje de mejora en cuanto a eficiencia es muy importante. Si consideramos todas las ventajas añadidas y todos los ahorros potenciales a lo largo de la cadena de valor, este tipo de envases es la mejor decisión.

EG.- ¿En qué contenedor deberían ser recicladas las bandejas? ¿Qué posibilidades de valorización podemos darle a las bandejas?

Deberían ser recicladas en el contenedor de residuos orgánicos para ser convertidas en compost en una planta de tratamiento de  residuos. Sin embargo no es la única forma de reciclaje, ya que también pueden tirarse con los residuos de papel y cartón puesto que estos envases están formados por fibras de celulosa.

EG.- ¿De qué sectores de la restauración colectiva proceden vuestros clientes?

Sobre todo, de Educación, aunque en este 2017 empezamos también a trabajar con Salud.  Otro importante mercado para nosotros es el de comida a domicilio y comida para llevar. También nuestras bandejas han comenzado a usarse en caterings de eventos sostenibles y fiestas populares, donde han valorado muy positivamente la reducción drástica de residuos que les hemos aportado.

EG.- Cabe destacar que os habéis aventurado a dar el salto a Francia, ¿Qué os ha aportado esta experiencia a corto y largo plazo? ¿Es fácil conectar con el público francés en materia de sostenibilidad?

En Francia están un pasito por delante en temas de sostenibilidad.  Por supuesto la seguridad alimentaria y el precio son factores clave pero el peso de la sostenibilidad es muy relevante y se pone al mismo nivel que los otros dos .  Ser un referente en el mercado francés, desde luego, nos ha servido para estar perfectamente preparados para abastecer los mercados más exigentes del resto de Europa.

EG.- ¿Qué reconocimientos y premios habéis obtenido hasta el momento?

Pues la verdad es que estamos muy orgullosos de los premios que nos han concedido.

Hemos visto reconocido nuestro trabajo con multitud de premios y galardones en eventos nacionales e internacionales.

Además, nos hizo especial ilusión ser la bandeja utilizada por ELIOR para el servicio de restauración durante toda la celebración de la COP21 en Paris en el 2015  (Conferencia de Naciones Unidas sobre el cambio climático, con mandatarios de 195 países participantes).

La COP21 terminó con la adopción del Acuerdo de París, que establece el marco global de lucha contra el cambio climático a partir de 2020.

Debajo, los logos de los reconocimientos internacionales logrados hasta ahora:

EG.- ¿En qué estáis centrados de cara al futuro?

Hay varios temas en los que estamos trabajando: lanzamientos de productos complementarios a las bandejas como es el caso de tapas rígidas y  films de sellado compostables, líneas de sellado y envasado, así como servicios de asesoramiento, para ofrecer soluciones integrales a nuestros clientes.

Para mas información sobre Oneworld Packging: https://www.youtube.com/watch?v=UMLMZs832Gg&t=190s  & http://bandejasbiodegradables.es

Suscríbete a nuestra Newsletter -->

Infórmate