Obesidad infantil: España a la cabeza

España alcanza índices de obesidad infantil similares a los de EE UU. Uno de cada cuatro menores de entre 3 y 5 años tiene exceso de peso. Los expertos piden más prevención y educación para frenar la tendencia. Tres de cada diez niños españoles de entre 3 y 12 años sufre exceso de peso, concretamente el 21,7 por ciento  padece sobrepeso y el 8,3 por ciento es obeso, según  un estudio realizado por la Fundación Thao con una muestra de 38.008 niños de 25 municipios de siete Comunidades Autónomas.

Lo diremos una vez más. En este país preocupado por lo que sucede en los mercados financieros y la bolsa, existe una degradación alimentaria espectacular y la vieja hambruna del pasado se reconvierte en la nueva enfermedad de los pobres. La obesidad. Un fenómenos ampliamente conocido en los barrios pobres de Nueva York y de otras ciudades norteamericanas. Así que la pandemia de obesidad (y creciente diabetes) señala una vez más, que hemos copiado el American way of Live hasta el tuétano. Hasta allí sería una observación, pero que hacemos para remediar esta situación? Veamos las medidas que están tomando en Inglaterra, de cara al impacto publicitario de las Olimpiadas y su efecto simbólico sobre la población. Algo que ya hemos mostrado cuando expusimos la London Food Vision y que ahora ratifican los médicos en Inglaterra. El enfrentamiento está servido!!!

Los médicos no quieren ‘fast food’ en los Juegos Olimpicos

 

Un autobús promocional de la ciudad olímpica.| Afp

  • Acusan a McDonald’s y Coca-Cola de contribuir a la epidemia de obesidad
  • Apremian al Gobierno a ‘pasar a la acción’ contra los gigantes del ‘fast food’
  • Reclaman una estrategia similar a la seguida contra el tabaco

Los médicos británicos han pedido «acciones directas» contra los gigantes del ‘fast food’ y han reclamado el veto Coca-Cola o McDonald’s como patrocinadores de los Juegos Olímpicos, por su contribución a la «epidemia de obesidad» en Reino Unido.

Las recomendaciones de la Academia Real de Colegios Médicos, adelantadas por el semanario ‘The Observer’ y elevadas al secretario de Salud Andrew Lansley esta misma semana, proponen seguir una estrategia similar a la usada en la última década contra los gigantes del tabaco.

Los doctores arremeten contra el «marketing irresponsable» y el fracaso de las «medidas voluntarias» de la industria de la alimentación para reducir las porciones y las calorías y para informar a los clientes sobre los beneficios de una dieta sana. Según estimaciones de la Academia, el 43% de las mujeres y el 48% de los hombres encajarán en el 2030 en el ‘molde’ de la obesidad y serán más proclives a sufrir ataques al corazón, diabetes y varios tipos de cáncer si persiste la actual tendencia.

«Vivimos en una ambiente que promueve la obesidad», denuncia el vicepresidente de la Academia, Terence Stephenson. «El hecho de que Coca-Cola y McDonald’s sean dos de los grandes patrocinadores de los Juegos no ayuda. ¿Cuánta gente se supone que se dejará influir por todo ese dinero que gastarán en promoción?».

Los médicos británicos reclaman al Gobierno que siga el camino marcado con las acciones contra las tabaqueras y que la «salud pública por delante de los beneficios privados» a la hora de poner coto a las compañías de ‘fast food’ y de bebidas refrescantes.

Además del veto al patrocinio de las actividades deportivas, proponen la creación de «zonas libres de fast food» en los alrededores de las escuelas, así como la prohibición de usar personajes famosos como reclamos y la obligación de incluir toda la información visible y detallada sobre las calorías y los contenidos de sal, grasas y azúcar de los productos. Entre otras medidas, consideren que se tenga también en cuenta un impuesto especial para gravar el consumo de ‘fast food’ y bebidas refrescantes como el que ya funciona en Suecia.

Un portavoz de Coca-Cola declaró a ‘The Observer’ que sin el patrocinio de su firma y otras similares, «al menos 170 de los 200 comités olímpicos nacionales no podrían enviar a sus atletas a competir».

La polémica con los patrocinadores de Londres 2012 se ha extendido a otros ámbitos incluso más notorios, con la campaña contra Dow Chemical (por el desastre de Bhopal en 1984) y contra la petrolera BP, responsable del desastre ecológico en el Golfo de México y patrocinadora de «sostenibilidad» en los Juegos.

Suscríbase a nuestros Boletines de noticias. Lea nuestra Política de privacidad.

Suscribirse