LAS GRANJAS DE SALMON NO SON UNA ALTERNATIVA SOSTENIBLE

LAS GRANJAS DE SALMON NO SON UNA ALTERNATIVA SOSTENIBLE
LAS GRANJAS DE SALMON NO SON UNA ALTERNATIVA SOSTENIBLE

Fuente del artículo:  HUFFPOST GREEN  – Ted Danson and Andrew Sharpless.    26/09/2013

http://www.huffingtonpost.com/ted-danson/farmed-salmon_b_3998271.html?utm_hp_ref=tw

Ayer el Washington Post publicó un artículo peligrosamente engañoso sobre el salmón de granja. Elogiando las mejoras en la industria de la acuicultura del salmón, afirman que el salmón de piscifactoría es una alternativa viable al pescado procedente de poblaciones salvajes. Nos gustaría poner las cosas en su lugar: el salmón de granja es una terrible elección para nuestros océanos.

Cuando consumes salmón proveniente de la acuicultura, estás realmente consumiendo otro pescado llamado jurel, u otras especies salvajes como sardinas o anchoas. Los salmones son carnívoros y en las granjas se les alimenta con pienso en gránulos (pellets) compuesto por estos pequeños peces salvajes. El problema es que muchas de estas especies, especialmente el jurel, están peligrosamente sobreexplotadas.

En la mayoría de las granjas chilenas, cada libra de salmones cultivados consume tres libras de pescados salvajes, por lo que cuando te sientas a comer tu libra de salmón de granja, es como si comieras tres libras de jurel u otras especies salvajes en peligro. Un pequeño número de piscifactorías chilenas ha conseguido reducir este índice a uno a uno, pero incluso entonces, sigue costando una libra de pescado salvaje obtener esa libra de salmón cultivado.

La conversión alimenticia es solo uno de los muchos problemas. Las granjas chilenas se localizan en prístinas y profundas aguas de los fiordos de la Patagonia, donde cualquier mínima contaminación puede dañar irreparablemente el ecosistema. No importa lo que hagan; incluso las granjas más responsables contaminarán sus aguas con pesticidas, productos químicos y heces. La industria de la acuicultura del salmón también utiliza más de 300.000 kilos de antibióticos al año para mantener a sus peces vivos, causando resistencias bacterianas que afectan al ecosistema que les rodea, así como a las personas.

La acuicultura del salmón es mejor de lo que era antes, pero es que anteriormente era horrible. La respuesta a este problema no es, como el artículo del Washington Post sugiere, hacer la acuicultura del salmón sostenible. Se trata de hacer que los stocks de peces salvajes sean más abundantes mediante una gestión de las pesquerías basada en datos científicos, en lugar de promover las granjas marinas, que son una manera destructiva y derrochadora de consumir pescado salvaje.

Siempre y cuando las pesquerías sean gestionadas adecuadamente, el pescado salvaje puede proporcionar una sana comida diaria para millones de personas.

Consumir tres libras de jureles directamente del océano a tu plato es de lejos una mejor opción para el medio ambiente así como para tu salud. Alimentándote de especies menos populares puedes todavía disfrutar un pescado salvaje sano y nuestros océanos pueden permanecer libres de los contaminantes que acompañan a las granjas de salmones. Sin embargo, esto no sucederá si continuamos triturando nuestros stocks de pescado salvaje para convertirlo en alimento para los salmones.

Por todo ello, evita el salmón de piscifactoría. Opta por el salmón salvaje o rompe con tu aburrida (e insostenible) rutina de salmón y prueba comer ese jurel u otra especie salvaje en su lugar.

Ver tambien https://www.vistaalmar.es/pesca-acuicultura/pesca-acuicultura/2474-encuentran-virus-letal-salmon-piscifactoria.html

Suscríbete a nuestra Newsletter -->

Infórmate