LA PESCA EN EL MEDITERRANEO EN PELIGRO DE EXTINCION

LA PESCA EN EL MEDITERRANEO EN PELIGRO DE EXTINCION
LA PESCA EN EL MEDITERRANEO EN PELIGRO DE EXTINCION

Más de 40 especies de peces nativos en el Mediterráneo están amenazados de extinción debido a las redes de la pesca excesiva e ilegal, nos advertía un informe publicado por Al jazeera en abril de 2011.

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), una red de medio ambiente con sede en Ginebra, dijo que las especies muy apreciadas por los cocineros como el atún rojo, la lubina, meros y la merluza, están en peligro de extinción.

Los tiburones y rayas fueron algunas de las especies más amenazadas a causa de las redes de pesca ilegales, mientras que los delfines, ballenas, tortugas y aves también están en riesgo debido a la sobrepesca, la degradación del hábitat marino y la contaminación.

«El uso de redes de arrastre es uno de los principales problemas para la conservación y la sostenibilidad de muchas especies marinas», dijo María del Mar Otero, un oficial del programa de la UICN.

«Porque no es una técnica selectiva, la captura no sólo se dirige a la especie objetivo, sino también un gran número de otras especies a la vez que destruye el fondo del mar, donde hay muchos peces que viven, se reproducen y alimentan».

Las cuotas de pesca ‘ignoradas’

El informe, publicado ya hace más de un año, dijo que 43 especies se encuentran en aguas situadas entre el sur de Europa y el norte de África que podrían desaparecer en los próximos años si los gobiernos no actuan para hacer cumplir las regulaciones, reducir las cuotas de pesca y crear reservas marinas.

El atún rojo se ha visto caer en torno a un 50 por ciento de la capacidad de reproducción en los últimos 40 años, y las cuotas de la Unión de muchos nacionales y europeos estaban siendo ignorados.

La Pesca en el Mediterráneo está regulada por los tratados de las Naciones Unidas, la Unión Europea y las leyes por separado entre las 21 naciones que bordean el mar.

En noviembre pasado, la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico, votó a favor de cortar la cuota de pesca atún rojo en el Atlántico oriental y el Mediterráneo a partir de 13.500 a 12.900 toneladas métricas anuales-aproximadamente una reducción del cuatro por ciento.

«El Mediterráneo y el este de la población del Atlántico del atún rojo del Atlántico es de particular preocupación», dijo Kent Carpenter, coordinador de evaluación global de la UICN de especies marinas.

Comensales japoneses consumen el 80 por ciento del atún de aleta azul del Atlántico y del Pacífico capturado, ya que las dos especies de atún son especialmente apreciadas por los amantes del sushi.

Los grupos ambientalistas estuvimos pidiendo una suspensión de la pesca del atún rojo o reducción importante. Esa suspensión no se produjo.

El estudio de la UICN, que comenzó en 2007 e incluyó a 25 científicos marinos, es el primero en la que un grupo ha tratado de evaluar las especies nativas de peces marinos en un mar entero.

Otro estudio nos mostró que el calentamiento rápido de los océanos podrían estar empujando a muchos peces a la extinción. El informe, realizado por científicos australianos y publicado en la revista Nature acerca del Cambio Climático, dijo que el calentamiento de las temperaturas de la superficie del mar y el consiguiente aumento de la acidez disminuyó las tasas de crecimiento de los peces y los arrecifes de coral dañados donde se reproducen.

Esto podría ser especialmente grave para muchos peces comerciales que no se mueven mucho, dijo uno de los autores del estudio.

Greenpeace está también celebrando conferencias sobre el saqueo de los mares africanos. Esta ONG ambientalista ha dicho que las flotas pesqueras de la UE «se mueven cada vez más en las aguas de los países en desarrollo».

En este estadio de cosas, desde España se sigue obviando el llamamiento y se entiende que la pesca en aguas ajenas a las españolas y la acuicultura del atún, puede ser la solución a los llamamientos y críticas de los sectores que reclamamos la pesca responsable en los mares el mundo. Lo hemos dicho y lo repetiremos una vez más: La acuicultura no es la solución a la depredación de los mares, sino el sometimiento a unas pocas compañías que quieren soñar con unas granjas verticalizadas del pescado, como si fueran cerdos y aves. Pero las enfermedades de los peces y su excesiva medicación , la bioingeniería, la clonación, una alimentación a base de proteína animal o de soja transgénica antiecológica y la caída de los ecosistemas marinos, son el preludio de un fin patético de una de los más importantes alimentos históricos de muchas poblaciones del mundo.

Suscríbase a nuestros Boletines de noticias. Lea nuestra Política de privacidad.

Suscribirse