La distribución de los pagos directos de la PAC

http://capreform.eu/the-distribution-of-cap-direct-payments/

05 de marzo 2014 Escrito por posts de blog

La DG Agri ha publicado recientemente su último informe sobre la distribución de los pagos directos a los agricultores en la Unión Europea para el ejercicio 2012 (el año de pago 2011). Los pagos cubiertos son los pagos directos del Pilar 1, pero no los pagos bajo el Pilar 2 o las recargas nacionales pagados en los nuevos Estados miembros.

El informe también proporciona información comparativa con el ejercicio 2005 (año de pago 2004), que es el primer año en que los agricultores de los 10 nuevos Estados miembros reciben pagos directos; para Bulgaria y Rumanía, se hacen comparaciones con el año fiscal 2008 (año de pago 2007), que corresponde al primer año en el que sus agricultores recibieron pagos tras su adhesión.

Reproduzco aquí algunas de las gráficas en el informe que ponen de relieve sus principales conclusiones. El informe señala que observar las tendencias a través del tiempo en el nivel agregado de la UE-25 o de la UE-27 no tiene sentido, por dos razones. En primer lugar, la ampliación de 2007 trajo un gran número de pequeñas explotaciones en la UE, que causó un cambio de una sola vez en el pago promedio de la UE y de la distribución de pagos. En segundo lugar, durante el período cubierto, los pagos directos se seguían introducirán gradualmente en los nuevos Estados miembros (que alcanzaron el 90% del máximo acordado para la UE-10 y el 60% en Bulgaria y Rumanía en 2012). Por esta razón, el informe se centra en las tendencias para la EU-15, EU-10 y EU-2 por separado.

La distribución de los pagos se muestra en forma de tabla en la tabla siguiente. Para efectos de interpretación, es más fácil hablar de las distribuciones en forma gráfica. Tenga en cuenta que, a pesar de la participación de los pagos en cantidades por debajo de € 5,000 que corresponden a cada una de las tres regiones, la proporción de estos pagos en total la UE aumentó ligeramente, lo que refleja el tema de la ampliación y la reducción progresiva de los pagos en los nuevos estados miembros.

En primer lugar, es interesante comparar la distribución de los pagos dentro de cada una de las tres regiones, que se muestra en el Gráfico 4 extraídos del informe. Las curvas se interpretan como muestra la proporción acumulada de las ayudas directas recibidas por la proporción acumulada de los beneficiarios (que se llaman curvas de Lorenz después de que el economista de EE.UU. fue el  primero que las utilizó para describir las desigualdades de ingresos).

Por ejemplo, tanto en la UE-15 y UE-10, el 80% de los beneficiarios con los pagos más pequeños recibió sólo el 20% de todos los pagos, en la UE-2, la proporción de los pagos recibidos por este grupo fue de alrededor de 15 %. Si cada agricultor recibió exactamente el mismo pago, entonces la curva de Lorenz sería una línea recta de 45 grados por el origen. Cuanto mayor es el grado de desviación de la curva de Lorenz de esta línea recta imaginaria, mayor es el grado de desigualdad en la distribución de los pagos.

Debido a que las curvas se cruzan, no se puede decir sin ambigüedad que la distribución es más igualitaria en una región que en otra. En la UE-2, el 50% de los beneficiarios con los pagos más bajos reciben más de dos veces mayor porcentaje del total de los pagos que en la UE-15 (aunque todavía inferior al 10%). Sin embargo, esto se compensa con mayor desigualdad en la distribución de los pagos más grandes. En la UE-2, sólo el 12% de las fincas con los pagos más grandes reciben el 80% de los pagos totales, en la UE-15 es del 20% de las fincas con los pagos más grandes que comparten el 80% de los pagos totales.

Gráfico 6 del informe (que se muestra a continuación) ilustra esto desde otro ángulo. La importancia de los pagos de menos de € 5.000 es mucho mayor en la UE-10 y la UE-2 en comparación con la UE-15. Sin embargo, la proporción de los pagos totales explica por los pagos de menos de € 5.000 ha caído fuertemente en los nuevos estados miembros. Esto se debe a un cambio estructural más rápido, sino también porque la introducción progresiva de los pagos aumentó los pagos recibidos por cada finca y levantó muchas granjas por encima del umbral de € 5.000.

Las cifras para la UE-15 no están distorsionados por la introducción progresiva de efecto. Pero no dejan de ser el resultado de dos fuerzas compensatorias. Por un lado, el cambio estructural significa menos granjas más pequeñas y, ceteris paribus, una caída en la proporción de los montos de los pagos más pequeños. Por otro lado, con la reforma de Health Check se produjo un incremento en la modulación obligatoria que transfiere una parte de los pagos por encima de € 5.000 para el desarrollo rural y la introducción de la modulación progresiva que afecta a los beneficiarios que reciben pagos de más de € 300.000.

El efecto de la modulación era apenas suficiente para compensar el impacto previsto del cambio estructural, de tal manera que para la UE-15 el porcentaje de los pagos más grandes (los superiores a 100.000 €) en el total de pagos era exactamente la misma, en el 14%, en tanto 2005 y 2012. Esto está en contraste con tanto en la UE-10 y UE-2, donde la proporción de los pagos totales explicada por estos grandes pagos aumentó.

DG Agri afirma en el informe que, como consecuencia de la reforma CAP2013, la distribución de los pagos directos será “más justo” en el próximo periodo de programación. Sin embargo, como el profesor Stefan Tangermann ha argumentado en una nota para el Parlamento Europeo , más igualitaria no es necesariamente lo mismo que más equitativa:

Si una determinada distribución de las ayudas públicas se considera equitativo no depende de si el destinatario recibe la misma cantidad de los presupuestos públicos, sino de si se encuentra en línea con las necesidades relativas. La necesidad de apoyo a la renta depende de la situación de la renta real del destinatario. Si un agricultor con una renta alta recibe la misma remuneración que un agricultor con una renta baja, no se logra la equidad. Por lo tanto, con el fin de llegar a ser realmente equitativa, el componente básico de los pagos directos (y posiblemente también el “componente ecológico”, a pesar de que se supone que debe hacer frente a objetivos diferentes) tendría que ser distribuido sobre la base de una evaluación de recursos de todos los beneficiarios potenciales . Esto, obviamente, no se piensa como se seguirán efectuando los pagos, se debe suponer, en una base por hectárea.Como este es el caso, y en ausencia de una clave de distribución relacionados de alguna manera con el ingreso real agrícola, no hay razón para asumir que cualquier distribución dada a través de los Estados miembros es fundamentalmente más equitativo que cualquier otra distribución.

Crédito de la foto: Geograph Unido usada bajo una licencia Creative Commons.

Suscríbase a nuestros Boletines de noticias. Lea nuestra Política de privacidad.

Suscribirse