La Biodiversidad se intercambia

La Biodiversidad se intercambia
La Biodiversidad se intercambia

Editado por Elisa Virgillito (SlowFood Italia)
La Repubblica, 16 de Enero, 2017

Hace diez años se convirtió en Ley en Italia la posibilidad de intercambio de semillas

La biodiversidad es la ley en Italia desde hace más de un año, pero los paladines de la tierra y sus productos nunca han dejado de defenderla, incluso con las herramientas más sencillas e inmediatas como el trueque o conocimiento directo.

Hace sólo unas pocas décadas eran solamente unos pocos admiradores de productos “nicho”, amenazados de ser sancionados con una multa astronómica, intercambiando la col lucana, el grano de la Toscana con pimienta negra de Salerno, en nombre de la abundancia y la diversidad que nuestra península ofrece. Hoy estamos hablando de un movimiento “neo-rural” que potencialmente – en campos, huertos, jardines y balcones adaptados, en el país y en la ciudad – tiene tres millones de practicantes. Reune en toda Italia al menos 80 eventos por año, donde miles de personas se unen, como ayer en Ronco Scrivia, en Génova, para regalar las semillas producidas a partir de su tierra.

fagioli_paganica

“Fiesta libre del libre intercambio de semillas y las levaduras en casa de producción propia, exposición de trigo y fruta tradicional”, se lee en el cartel de eventos de Liguria llamada Mandilón de las semillas Mandillo, el “pañuelo”, en dialecto, en el que se fijan las pequeñas pepitas que debe intercambiarse. Un mercado de las ideas, la rebelión y la esperanza: un nuevo, y al mismo tiempo antiguo, forma de vida para los pequeños productores independientes y entusiastas que regresan a la tierra impulsados por muchas razones diferentes.

campoDiOrzo

Todo esto, hasta hace pocos años, estaba prohivida a partir de una directiva europea de 1998, que consideraba el intercambio de semillas y su comercialización, como actividad reservada para las empresas de semillas y prohibida a los agricultores. Lo que los agricultores habíann hecho durante miles de años, se eliminó en un instante. Massimo Angelini fue uno de los primeros en iniciar una especie de desobediencia civil: el primer “intercambio de semillas.” Después de años de batallas, en 2007 se aprobó una ley que da a los agricultores el derecho a intercambiar las llamadas “variedades de conservación”: “Desde entonces hemos pasado de 5 o 6 variedades conocidas a 110. Muchas panaderías en Puglia Toscana, Sicilia, las están adoptando. Es sólo el principio “, promete Angelini.

Suscríbete a nuestra Newsletter -->

Infórmate