EL LINDANO, LA CONTAMINACION DEL RIO GALLEGO Y LOS COSTES MEDIOAMBIENTALES Y SOCIALES

EL LINDANO, LA CONTAMINACION DEL RIO GALLEGO Y LOS COSTES MEDIOAMBIENTALES Y SOCIALES
EL LINDANO, LA CONTAMINACION DEL RIO GALLEGO Y LOS COSTES MEDIOAMBIENTALES Y SOCIALES

No nos cansaremos de insistir en que el criterio de “quien contamina paga” si que es un puro “cuento chino”  en España. La contaminación denunciada por diarios como ecoticias sobre el lindano en el aragonés río Gállego, sigue sin ser respondida por los responsables de aquel ecocidio. La agricultura intensiva ha producido durante años atrás muchos alimentos, con compuestos que han sido posteriormente prohibidos. Atrás han quedado las secuelas sobre la salud y el medio natural con productos químicos como el DDT, el agente naranja, el clormequat …… o el que pueda ser en su día el Glifosato, que ha ya sido calificado como probablemente cancerígeno por la OMS. Y la todopoderosa industria química, calificada recientemente en Bolivia por el fundador de SloowFood Carlo Petrini como mafia criminal, parece no importarle tales fechorías y se niega a pagar los costes sobre la salud y medioambientales de la aplicación de estos compuestos. Recientemente saltaba el hecho de que el Gobierno de Aragón iba a destinar 3,4 millones de euros, para mitigar con el dinero de todos, la contaminación de todo un río Gállego, que vierte sus aguas al río Ebro en su tramo medio. Las cifras que se barajaban como necesarias para iniciar un proceso serio de descontaminación ambiental son de 150 millones de euros. En definitiva se han puesto en marcha pequeños recursos para acallar voces y ni tan siquiera los responsables de esos desaguisados y los que lo permitieron, pasan por ser delincuentes penales. Y la pregunta es la de siempre. Quién paga estos desmanes o que consecuencias tiene para nuestras futuras vidas y de las generaciones venideras? Cómo pueden los gobiernos actuar con criterios tan poco éticos y bioéticos que ponen en peligro nuestros sistemas naturales y de vida? Donald Trumpo ha calificado de comunistas (connotación peyorativa de criminalización social en USA) a quienes defendían la lucha contra el cambio climático y la huella ambiental. Realmente la incapacidad de asumir la crítica, mejorar los funcionamientos de la áetica y bioética es tan difícil para los gobernantes de este planeta? Llegados a este punto, sólo la sociedad civil y los mecanismos democráticos pueden mejorar lo existente. Empezando a cambiar el criterio de Quien contamina paga, por el de prohibido contaminar. Prohibir no nos gusta a nadie, pero ya estamos llegando a unos límites que se pone en juego nuestra futura salud y la supervivencia planetaria. Y queremos que asuman también sus responsabilidades penales quienes realizan grandes desmanes y las autoridades que lo han permitido sin consultar a los posibles afectados delos mismos. La Mensa Cívica no puede permitir que en los colegios del río Gállego ya no se pueda beber agua depurada del río. En un río afluente del Ebro, en el que ya hay detenidas numerosas estaciones de registro automáticas de la  calidad de las aguas, ya que no hay presupuesto para mantenerlas.


DISCOVERING LINDANE – El legado del HCH from Arturo Hortas on Vimeo.

Suscríbete a nuestra Newsletter -->

Infórmate