Efectos de una dieta ecológica durante el embarazo

Efectos de una dieta ecológica durante el embarazo
Efectos de una dieta ecológica durante el embarazo

Los resultados del primer estudio de intervención dietética a largo plazo con productos ecológicos entre mujeres embarazadas se publicaron ayer en la revista Environment International. Los investigadores encontraron que la exposición de las mujeres embarazadas a los insecticidas piretroides se redujo significativamente al añadir frutas y verduras ecológicas a sus dietas convencionales durante el segundo y tercer trimestre del embarazo.

La exposición prenatal a los insecticidas piretroides se ha asociado con un desarrollo neurológico y cognitivo más deficiente en los niños. La dieta, y en particular las frutas y verduras, es una de las principales fuentes de exposición a los plaguicidas piretroides. En consecuencia, la reducción de la exposición entre las mujeres embarazadas presenta una importante oportunidad de prevención para el desarrollo saludable de los niños, comenzando en el útero.

Sobre el estudio

El estudio se llevó a cabo con 20 mujeres embarazadas de Idaho (Estados Unidos) que afirmaron que comían alimentos cultivados de manera convencional. Las participantes recibieron cestas de frutas y verduras convencionales u orgánicas durante el período de estudio – 24 meses – y recolectaron muestras de orina puntuales cada semana. Las muestras se analizaron para determinar biomarcadores de organofosfato (OP) e insecticidas piretroides.

La diferencia en los biomarcadores de insecticidas piretroides entre mujeres que consumían alimentos convencionales u orgánicos fue la más significativa:

  • Las concentraciones de biomarcador 3-PBA (un metabolito no específico de varios piretroides), fueron 3,5 veces más altas en muestras recogidas de mujeres que recibieron alimentos convencionales en comparación con aquellas que recibieron alimentos orgánicos.
  • El biomarcador trans-DCCA (un metabolito de la permetrina, la cipermetrina y la ciflorfina) se detectó cuatro veces más frecuentemente en mujeres en comparación con los productos orgánicos.

Los resultados del estudio no fueron estadísticamente significativos para los biomarcadores de insecticidas organofosforados.

 

Personalmente, agradezco que se hagan estudios como este y me gustaría que hubiera todavía muchos mas, pues este estudio no solo muestra que el consumo de frutas y verduras ecológicas durante el embarazo puede hacer una gran diferencia en la reducción de la exposición a pesticidas; sino que también es una llamada para que los responsables políticos de la UE aborden los costos ocultos para la salud de la actual Política Agraria Común (PAC) y apostar por la transición a unos sistemas agrícolas y alimentarios que protejan la salud pública, las generaciones futuras y el medio ambiente, y que sean accesibles y accesibles para todos.

Igualmente, considero que los profesionales de la salud, como los obstetras, las parteras y los pediatras, pueden desempeñar un papel de prevención crucial al aconsejar a las futuras madres durante el embarazo para reducir la exposición a los pesticidas al elegir frutas y verduras ecológicas. Así que ya sabes, pon productos ecológicos en tu dieta a partir de este verano.

 

Para leer el estudio (en inglés), sigue este enlace

Suscríbase a nuestros Boletines de noticias. Lea nuestra Política de privacidad.

Suscribirse