Crecen los llamamientos para que los objetivos de la UE impulsen comidas más saludables y sostenibles en las escuelas y otros centros públicos

Crecen los llamamientos para que los objetivos de la UE impulsen comidas más saludables y sostenibles en las escuelas y otros centros públicos
Crecen los llamamientos para que los objetivos de la UE impulsen comidas más saludables y sostenibles en las escuelas y otros centros públicos

Utilice la contratación pública para hacer que los alimentos saludables y sostenibles sean más accesibles y asequibles para toda la ciudadanía europea, dijo hoy a los líderes de la Unión Europea una destacada eurodiputada junto a gobiernos y activistas.

Sarah Wiener, miembro del Comité de Agricultura y Desarrollo Rural del Parlamento Europeo, apoya a una nueva coalición de municipios, organizaciones ambientales, sociales y de salud sin ánimo de lucro que pide a los líderes nacionales y de la Unión Europea (UE) que introduzcan objetivos y medidas que ayuden a escuelas, hospitales y otros comedores públicos para ofrecer menús alimentarios más saludables.

La iniciativa Buy Better Food (Compre Mejores Alimentos) comienza en un momento en que la Comisión Europea está preparando un nuevo marco legislativo, la iniciativa para un Sistema Alimentario Sostenible, que promete establecer criterios mínimos para la compra pública sostenible y saludable de alimentos en toda la UE.

El dinero público debe usarse para comprar alimentos saludables y sostenibles, que pueden ayudar a reducir tanto las emisiones de gases de efecto invernadero como los costes sanitarios derivados de una alimentación poco saludable, al mismo tiempo que fomentan la prosperidad y el bienestar de las comunidades locales. Los objetivos obligatorios para fomentar mejores comidas también ayudarían a que la contratación pública pudiera convertirse en un motor de cambio en la forma en que producimos y consumimos los alimentos. Conducirían a Europa hacia un sistema alimentario más resiliente y equitativo a medida que la ciudadanía europea se enfrenta a las amenazas del aumento de los precios de los alimentos y la pobreza, así como el colapso climático y ambiental, dijeron los activistas.

La coalición quiere que las instituciones de la UE y los estados miembros reconozcan, defiendan y financien la compra pública de alimentos como un «cambio de juego» para transitar hacia patrones de consumo más saludables y sostenibles basadas en frutas y verduras ecológicas y nutritivas, así como más proteínas de origen vegetal y “menos pero mejor” carne, en base a la hoja de ruta de la UE para una mejor alimentación conocida como la Estrategia de la Granja a la Mesa.

La diputada del Parlamento Europeo Sarah Wiener, que fue portavoz del informe del Parlamento Europeo sobre la Estrategia de la granja a la mesa y además es una reconocida cocinera y agricultora ecológica austriaca, dijo:

«La contratación pública tiene la oportunidad de incentivar una producción más ecológica, sostenible y local, que conduzca a dietas más saludables y una distribución más justa de los alimentos en la sociedad. Por lo tanto, ¡ya es hora de que la UE establezca objetivos para promover alimentos ecológicos, sostenibles y regionales en los comedores públicos, en los hospitales y en las escuelas!»

A nivel local, un número cada vez mayor de municipios está dando pasos importantes en esta dirección, anticipándose a las normas que está considerando la Comisión Europea. La ciudad de Gante (Bélgica), por ejemplo, ha puesto en marcha una reconocida estrategia alimentaria que combina objetivos para la reducción del desperdicio de alimentos, la acción climática y el apoyo a los pequeños productores y las pequeñas productoras.

Tamara Bruning, directora de servicios de catering de la ciudad de Gante, dijo:

“La ciudad de Gante se ha comprometido a construir un sistema alimentario más sostenible y saludable a través de una mejor compra pública alimentaria. Mejorar nuestros servicios de comedor y catering puede ayudar a nuestra ciudad a alcanzar la neutralidad climática para 2050, al mismo tiempo que se defienden los principios de bienestar, equidad e inclusión para nuestra ciudadanía presente y las generaciones futuras.

 

Como gobierno local, nos esforzamos constantemente por encontrar nuevas soluciones a los problemas sociales, de salud y ambientales de la actualidad, y nos complace compartir nuestro conocimiento y experiencia con otras ciudades europeas”.

Otro ejemplo es la ciudad de Mouans-Sartoux (Francia) que tiene una larga trayectoria en la compra de alimentos saludables tanto para las personas como para el planeta. Como explicó Gilles Parole, vicealcalde de la ciudad de Mouans-Sartoux:

“Los comedores escolares de Mouans-Sartoux han estado sirviendo comidas 100% ecológicas y en su mayoría locales durante 10 años. Ante las interrupciones en las cadenas de suministro de alimentos y las trabas en los procedimientos de licitación, la ciudad creó la primera granja municipal en Francia en 2011 que suministra alrededor del 90 % de las verduras que consumen los niños y las niñas en la escuela. Gracias a esta experiencia, sabemos que las licitaciones públicas pueden proporcionar a las autoridades locales un «poder de compra» para hacer que los sistemas alimentarios locales sean más sostenibles. Ahora necesitamos que las instituciones europeas hagan su parte e incluyan criterios obligatorios en relación con los alimentos en la próxima directiva de contratación pública de la UE.»

A nivel internacional, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) también han pedido un uso más responsable de la compra pública de alimentos que funcione para las personas, los productores y el medio ambiente. Las crisis recientes a las que se enfrentan los europeos, desde la pandemia de Covid-19 hasta la guerra en Ucrania, destacan la necesidad de acelerar el cambio hacia un sistema alimentario más resiliente y justo que proporcione alimentos saludables y sostenibles para todos y todas.

 

Para más información

La campaña Buy Better Food (Compre Mejores Alimentos) es una coalición de organizaciones sin fines de lucro paneuropeas, que incluye redes de gobiernos locales y regionales, así como organizaciones de la sociedad civil que se enfocan en aspectos ambientales, de salud y derechos humanos. La Campaña pide la adopción de normas de compra pública de alimentos que funcionen para el medio ambiente, la ciudadanía y los productores agrarios y pesqueros, y que proporcionen alimentos saludables a la ciudadanía europea en comedores públicos como escuelas, universidades, hospitales, residencias e instituciones públicas. La Campaña se esfuerza por representar a un grupo diverso de miembros con diferentes antecedentes, afiliaciones y experiencia.

La Campaña está dirigida por un Equipo central de organizaciones, en el que se encuentran:

Para saber más sobre Buy Better Food y ver las organizaciones que ya se unieron, visite la página web.

Suscríbase a nuestros Boletines de noticias. Lea nuestra Política de privacidad.

Suscribirse