Cocina sostenible para la inserción laboral de mujeres

Cocina sostenible para la inserción laboral de mujeres
Cocina sostenible para la inserción laboral de mujeres

Belén Soler Godoy, del Morral de la Ojinegra, es la encargada de dar el curso “Ayudante de cocina: Sostenible y Saludable” dentro del programa SARA.

La crisis económica  ha afectado negativamente a la mayoría de la población pero han sido las mujeres las que se han visto más perjudicadas, siendo su tasa de desempleo mayor que la de los hombres. En este contexto nace SARA, un programa de inserción sociolaboral  para mujeres.

El programa surge del Instituto Europeo para la Igualdad de Oportunidades, por el cual se interesó y optó la Federación de Universidades Populares. SARA se desarrolla en tres líneas: para inmigrantes, para minorías étnicas y para mayores de 45 años -teniendo en cuenta que el 53% de los parados que superan esta edad, son mujeres-.  En España hay cuatro proyectos que siguen la tercera línea y es desarrollado por las Universidades Populares. En el caso de la Universidad Popular de Andorra (Teruel), se da el único proyecto que está enfocado hacia la restauración colectiva sostenible. El proyecto consiste en un curso de “Ayudante de cocina” dirigido a la cocina de la tierra sostenible y saludable.

Como no podía ser de otra forma, el curso está impartido por los gestores de un negocio local sostenible y ecológico: El Morral de la Ojinegra, un restaurante y alojamiento sostenible situado en la localidad de Alloza. Belén Soler es una de sus dueñas y la encargada de desarrollar e impartir el curso de Ayudante de Cocina.  “En el curso se trabaja con productores de todo tipo, desde queserías artesanales a ecoagricultores, en cómo cocinar en sostenible, en qué cocinas y cómo lo cocinas, alimento certificado, alimentos limpios y mucho más” explica Belén Soler. Además, la cosa no se queda en clase pues el proyecto contempla tres líneas de prácticas: una es infantil y se desarrolla en una escuela del medio rural donde los niños realizan convivencias una vez al trimestre; otra es con el colectivo de la tercera edad, trabajando en una residencia municipal; y la tercera es en una escuela de educación especial, donde se trabajan cinco líneas de menús.

Belén también afirma que la acogida del proyecto está siendo muy buena, “SARA era para 15 personas, se ha escogido a 20 y se ha quedado gente en lista de espera. Más mujeres menores de 45 años que querían entrar pero no han podido, -nos estamos planteando a ver cómo lo podemos solucionar-. El curso ha tenido muy buena acogida por parte de las chicas que son de Muniesa, Albalate, Alloza, Zaragoza… de  muchos municipios, y también por parte de las administraciones públicas que nos han abierto todas las puertas.”

El restaurante y alojamiento sostenible el morral de la Ojinegra está situado en Alloza. Su restaurante  cocina a fuego de leña, alimentos ecológicos, de proximidad y de comercio justo; es uno de los restaurantes con la mención Restaurante Km0 de Slow Food. Ello quiere decir que sus platos están hechos con ingredientes comprados a productores que estén situados a menos de 100 kilómetros y que  ningún plato podrá tener alimentos transgénicos o animales que hayan comido transgénicos, que deben separar adecuadamente los residuos para el reciclaje y realizar actividades de divulgación y sensibilización.

Pero no sólo el restaurante, el alojamiento también es gestionado de forma sostenible gracias a que el agua caliente y la calefacción se producen, en alto porcentaje, por la cocina de leña alimentada con biomasa forestal de la limpieza de los bosques y sus bombillas son de bajo consumo y los kw que se consumen provienen de energías renovables españolas.

Suscríbete a nuestra Newsletter -->

Infórmate