ALIMENTANDO EL CAMBIO EN MADRID

ALIMENTANDO EL CAMBIO EN MADRID
ALIMENTANDO EL CAMBIO EN MADRID

Entrevista de Gisella Olivares Ponce a Abel Esteban, para Mensa Cívica

Entrevistamos a Abel Esteban Cabellos, miembro de la Cooperativa Garúa, dedicada a la educación, la intervención socio ambiental, la investigación, y que viene desarrollando varios proyectos de transición agroecológica de comedores escolares en Madrid en los últimos años. Acaban de presentar el informe ALIMENTAR EL CAMBIO: diagnóstico sobre los comedores escolares de la Comunidad de Madrid y su transición hacia modelos más saludables y sostenibles, en el marco del proyecto “Fomento de la alimentación saludable y sostenible en centros educativos de la Comunidad de Madrid”con el apoyo de la Fundación Daniel y Nina Carasso. Garúa participa activamente en la Plataforma Ecocomedores, creada para impulsar comedores escolares más saludables y sostenibles en la Comunidad de Madrid. Ecocomedores forma parte también de la Plataforma Madrid Agroecológico, un espacio de encuentro y articulación entre distintos colectivos y actores, que a través de una Asamblea bio-regional y distintas comisiones temáticas trabaja propuestas como movimiento conforme a los objetivos de la soberanía alimentaria. Es un agente referente para la creación de políticas agroecológicas en la región y por ello forma parte de la comisión de seguimiento del Pacto de Milán del Ayuntamiento de Madrid.

  1. Cuál es la situación de los comedores escolares sostenibles en la Comunidad de Madrid.

Tenemos constancia de un número reducido de experiencias en centros privados y concertados, son referencias, pues no hemos realizado aún alguna sistematización para saber qué centros incorporan criterios de sostenibilidad. Existen al menos unos 20 centros educativos públicos, donde existe inquietud de las familias, que vienen negociando con las gestoras de sus comedores algunas mejoras, especialmente en las sucesivas renovaciones del contrato del servicio de comedor. Hay una Escuela Pública Infantil “El Sol”, que es de gestión municipal, que antes del impulso actual a la transición agroecológica de los comedores ya incorporó  alimentos ecológicos y locales en los menús, y en la que actualmente estamos ayudando a reactivar este proceso.

  1. Qué acciones, que conozcas, se están llevando a cabo en la Comunidad de Madrid, relacionadas con los comedores escolares sostenibles.

Hemos trabajado en los 3 Centros Educativos de FUHEM, que son centros concertados y de esta experiencia encontrarán mucha información en la página web de FUHEM y en el Blog Alimentando otros modelos. Garúa asesoró y acompañó los tres primeros años de proceso, que a partir de este curso continúa avanzando de manera autónoma.

En nuestro proyecto, y de la mano de la Plataforma Ecocomedores, estamos realizando una serie de acciones que describiré más adelante. Al hilo de la pregunta cabe destacar las conversaciones y trabajo conjunto con al área de asuntos sociales del Ayuntamiento de Madrid para hacer realidad sus compromisos con el Pacto de Milán, con el objetivo de fomentar el consumo de alimentos ecológicos y de proximidad en los comedores escolares de todas las escuelas municipales. A partir de un espacio regular de encuentro, hemos ayudado en la introducción de elementos obligatorios y criterios valorables en los pliegos que rijan la contratación de las 54 Escuelas Infantiles municipales de gestión indirecta. Además, existen dos Escuelas Infantiles de gestión directa, El Sol (ya comentada) y La Paloma, donde desde este curso se están introduciendo alimentos ecológicos, y en los que estamos realizando acciones de sensibilización y formación a toda la comunidad, redefiniendo los menús según criterios de alimentación sostenible y saludable, etc. Otro tema central en el que estamos colaborando con el Ayuntamiento es en la definición de una modalidad de compra pública que le facilite a las escuelas la compra eco (en la actualidad los procesos de intervención y control, compra centralizada, etc. lo complican enormemente), y que permita incorporar criterios socioeconómicos y ambientales más avanzados, como por ejemplo, limitar el número de intermediarios..

Pensando en otros actores, la FAPA Francisco Giner de los Ríos participa tanto en Ecocomedores como en un proceso interno junto a otras federaciones territoriales de AMPAs para la mejora de los comedores escolares. Por su parte, La Garbancita Ecológica  lleva años intentando el impulso de alimentación sostenible en el ámbito escolar, aunque desconozco el detalle de sus acciones. Está activa también a nivel estatal en la Plataforma Comedores Responsables, liderada por CEAPA, y cuya agenda también intentamos seguir desde Garúa y Ecocomedores.

Por último, Ecologistas en Acción o Mensa Cívica han organizado algunas actividadesaisladas, en los últimos años, de difusión de experiencias y debate. Probablemente haya otras iniciativas aisladas, pero las desconozo.

3. Cuéntanos brevemente en qué consiste el proyecto: “Fomento de la alimentación saludable y sostenible en centros educativos de la Comunidad de Madrid”

Es un proyecto que fue diseñado por Garúa a partir del diagnóstico realizado teniendo en cuenta las experiencias de estos años de trabajo y de la Plataforma Ecocomedores. Es un proyecto que tiene tres patas:

La primera, implica el trabajo de sensibilización y acompañamiento en centros educativos donde hay grupos de familias que están interesadas en modificar poco a poco la alimentación del centro. Teníamos identificados algunos centros educativos en los que existía un interés por parte de las familias en mejorar la alimentación, trabajar con temas de agroecología en los coles de sus hijos, y realizar acciones de sensibilización que ayudaran a generar un mayor apoyo y consenso en las comunidades escolares en torno a las oportunidades y ventajas de los patrones alimentarios que impulsamos.

En cuanto a la segunda pata, si tenemos centros sensibilizados pero una normativa autonómica que dificulta mucho que las empresas que gestionan el comedor tengan en cuenta algunos de los criterios que esas comunidades sensibilizadas defienden, lógicamente tenemos que actuar sobre la normativa. Por lo tanto el proyecto implica acciones dirigidas a visibilizar el conflicto en torno a la alimentación en las escuelas, comunicar  las ventajas del modelo y los patrones alimentarios que planteamos, movilizar las comunidades escolares, y acciones de incidencia dirigidas a las administraciones de la Comunidad de Madrid. Ésta de momento está cerrada en banda sin siquiera a recibirnos. A modo de ejemplo, en una entrevista al responsable político de la Consejería de Educación a principios de año, éste evitó hacer ninguna mención al proceso de homologación de empresas gestoras de los comedores- que en aquel momento estaría definiendo las cláusulas técnicas y administrativas exigidas a las empresas para los próximos 2,  4 e incluso 6 años- y que se acaba de abrir para que dichas empresas presenten sus proyectos. En cambio, y aunque nuestro proyecto no lo contemplaba inicialmente, ha surgido una gran oportunidad política con los comedores escolares dependientes del Ayuntamiento de Madrid que estamos intentando aprovechar al máximo. La voluntad política y apertura a la participación ciudadana en este tema, en ambas administraciones, son radicalmente diferentes.

La tercera pata del proyecto es que si tuviéramos una norma favorable, escuelas que demandan este servicio diferente, pero no tenemos empresas que puedan brindar este servicio desde un mínimo compromiso político… no podremos hacer nada. Por ello, en colaboración con la Fundación FUHEM, se va a realizar un Estudio de Viabilidad de una posible gestora que prestase el servicio de cocina y comedor en los 3 centros educativos de FUHEM y que además pudiera desarrollar este servicio a otros clientes, desde la apuesta política por la soberanía alimentaria y las prácticas agroecológicas. En este bloque del proyecto también incluimos la generación de herramientas prácticas útiles para las comunidades escolares: guías pedagógicas, protocolos de transición, el blog alimentarelcambio.es (que recoge tanto los recursos que estamos generando como los de otras organizaciones), espacios de debate, etc.

4. Qué es la Plataforma Ecocomedores, cuáles son sus objetivos y qué modelo de comedor escolar defiende?

Es el encuentro de un grupo de personas comprometidas con la salud de la población escolar madrileña, el fomento de hábitos alimentarios saludables, la conservación de los recursos naturales y ecosistemas, y la lucha contra el cambio climático, está convencida de que es imprescindible impulsar la transición agroecológica de los comedores escolares. En ella están presentes madres de AMPAS de coles públicos que quieren cambiar el servicio de comedor, pero también la integran Ecologistas en Acción, VSF-Justicia Alimentaria, equipos profesionales y asociaciones que fomentan las prácticas agroecológicas, como las cooperativas Garúa, Germinando u otros proyectos como del Campo al Cole, El Bancal, etc.

En el actual proyecto impulsado por Garúa que hemos mencionado anteriormente, la Plataforma Ecocomedores es la protagonista en las acciones de comunicación, sensibilización e incidencia, pues es el espacio madrileño con mayor participación y representatividad de comunidades escolares y otros actores sociales que quieren cambiar la alimentación en sus centros, y que ésta sea una herramienta de desarrollo agroecológico del medio rural.

Nos unimos para encontrarnos, poner energías comunes, intercambiar información. Nuestro objetivo es compartir necesidades, inquietudes, dificultades, problemáticas, y desde ese compartir buscar soluciones conjuntas. Durante el primer año la capacidad de Ecocomedores ha sido limitada, centrado en un trabajo más activista y personas con bastante carga de actividades. Fruto de esto se ha hecho un buen trabajo de difusión, se conoce de la existencia de los centros que quieren una alternativa al modelo de comedor actual, se cuentan con experiencias de referencia, nos han invitado a participar en varias actividades relacionados con este tema y hemos intentado estar para visibilizar nuestras demandas.

En cuanto al modelo de comedor escolar que defendemos, recientemente hemos consensuado nuestras demandas políticas, publicadas en nuestra sección en el blog de Madrid Agroecológico, y que tienen como prioridades: incrementar en los modelos de prestación del servicio de comedor la participación de las comunidades interesadas, que se cocinase en los centros siempre que este tenga una cocina, la incorporación de alimentos de producción ecológica y de proximidad modificación de menús y pautas de consumo teniendo en cuenta la reducción del consumo de alimentos procesados, de grasas poco saludables, controlar el consumo de azúcar, de proteína animal, etc.

5. Cuáles son los principales retos en la Comunidad de Madrid para contar con comedores escolares sostenibles.

Los retos tienen que ver con el proyecto que estamos desarrollando y que ya hemos explicado y son:

  • La normativa actual no obliga, ni premia a las empresas por utilizar determinados productos, ni facilita que aquellas comunidades escolares que demanden un servicio de comedor diferente lo encuentren dentro de las gestoras homologadas por la CM. Además, los recortes en la educación pública de las últimas administraciones autonómicas hacen que muchos centros opten por dedicar una parte de las cuotas de comedor a poner parches (mejoras en las instalaciones, pago de suministros, becas de comedor, etc.) a su precaria situación financiera. Es algo comprensible pero ilegal, poco transparente y que lapida en muchos casos las posibilidades de mejorar el comedor. A modo de ejemplo, la norma autonómica debería considerar un porcentaje de producto ecológico obligatorio y de canal corto en los menús escolares.
  • Articular las demandas de los grupos y las comunidades escolares que sí tienen estas necesidades, comunicarlas, darles difusión y visibilizar el conflicto que en muchos centros existen en cuanto a la alimentación escolar.
  • Asumiendo que la mayoría de centros públicos y privados tiene externalizado el servicio de comedor en la Comunidad de Madrid, necesitamos gestoras de colectividades que trabajasen por y desde la soberanía alimentaria, por el fomento de producciones locales, de menús saludables y que ofreciesen este servicio. Así que necesitamos la transición agroecológica de al menos algunas gestoras existentes (más allá de incorporar a su oferta producto ecológico sin tener en cuenta ningún otro criterio), así como nuevos emprendimientos para dar este tipo de servicios.
  • Que crezca la oferta de producciones ecológicas en la Comunidad de Madrid, más productores y productoras de preferencia ecológicos para proveer a estas comunidades escolares y la demanda que se crearía.

Suscríbete a nuestra Newsletter -->

Infórmate