Agua potable

Agua potable
Agua potable

Ultimamente parece normal, el aceptar en la restauración colectiva que se imponga el agua embotellada, como símbolo de buena comida. No vamos a entrar en el tema de los residuos que esos envases genera. Y no vamos a entrar en la disquisión de si estamos o no por la defensa de las aguas minerales, que son aquellas que aparecen en el listado de aguas minerales naturales reconocidos por los estados miembros de la Unión Europea. Las aguas minerales están para ser prescritas por los médicos por distintas dolencias.

En el caso español la lista de aguas minerales está actualizada permanentemente por la Agencia de Seguridad Alimentaria.

Lo que intentamos argumentar en esta noticia, es que es un error creer que el agua embotellada es siempre agua mineral natural con propiedades medicinales. Y es un error creerse muchos mitos acerca de cuanto beber al día y la calidad higiénica de algunas aguas embotelladas. Algunas de estas aguas son más problemáticas que el agua del grifo o de la jarra en el restaurante (Ver  Artículo )

Por eso es bueno resaltar la buena acción que desde hace 40 años viene desarrollando la organización californiana Clean Water Action en California y otros estados de USA en favor de un agua potable de calidad. Diversas compañías de restauración colectiva y restaurantes (Slowfood ha difundido mucho esta acción) están por la labor de apoyar esta iniciativa (http://www.cleanwater.org/about ) ofreciendo agua potable en jarras de agua para la restauración colectiva.

Esas acciones nos llevan a luchar por un recurso público y de calidad y evitar la degradación de uno de los bienes más escasos y necesarios del planeta. La degradación del agua es de una dimensión preocupante y la restauración colectiva es un terreno donde las ideas y acciones se deben mostrar con honestidad y con soluciones prácticas.  Eso no quiere decir que no debamos demandar la purificación de las aguas y exigir su mantenimiento limpio en las cuencas, evitando todo vertido y de fuentes de contaminación (La agricultura convencional es una de las principales fuentes de contaminación difusa). Asimismo hay que invertir para la purificación del agua en los centros públicos y privados que se comprometan en la defensa de agua de calidad para todos.

En ese sentido el debate está servido. Pero no se puede permitir que en España el negocio del agua embotellada se haya convertido en uno de los más lucrativos, mientras se silencia el deterioro creciente de este recurso.

Ver artículo: El agua embotellada el gran negocio

 

Suscríbase a nuestros Boletines de noticias. Lea nuestra Política de privacidad.

Suscribirse